• Amelia Rivera

Con una comida a base de plantas diaria puedes ayudar al planeta



Muchos de nosotros, amantes de la tierra, nos preguntamos qué acciones concretas podemos llevar a cabo que nos permitan tener un impacto significativo contra el cambio climático. Una de las de más impacto y bastante fáciles de llevar a cabo es reducir la cantidad de lácteos y carne en nuestra dieta.


El dejar de comer carne y productos lácteos al menos en una comida al día puede tener un impacto increíble para el planeta. Lo bueno es que en nuestra comida guatemalteca tenemos cosas deliciosas que nos llenan y nutren fácilmente como las tortillas, los frijoles y toda la riqueza de verduras y frutas de nuestro país. Comer una comida a base de plantas es fácil y reduce tu huella hídrica y de carbono a la mitad!


Si comes solamente una comida basada en plantas al día durante todo un año, estarás ahorrando al rededor de 200,000 galones de agua o el equivalente a 11,400 duchas. Además de evitar la contaminación equivalente a 5,000 kilómetros en carro, proteger los océanos, detener la destrucción del habitat, proteger la vida silvestre y evitar la deforestación entre otras cosas.


¿Cómo puedo comenzar a comer a base de plantas?



Una manera re fácil de comenzar a hacer pequeños cambios en tu dieta es comenzando a comer más verduras, frutas, granos, nueces ó legumbres en vez de alimentos con una fuerte huella de carbono como la carne roja y los productos lácteos. Estos cambios reducen tu impacto climático inmediatamente.


Mientras más gente opte por al menos una comida al día a base de plantas, más opciones habrá en el mercado y mayor será nuestro impacto positivo en el planeta. Además con más información se irá acabando con la idea que para quedar satisfecho y estar sano se necesita comer carne y consumir lácteos con cada comida.


Ventajas para el planeta al comer menos carne y lácteos



Evita la deforestación

Hoy en día ganadería es la actividad que más recursos de la Tierra utiliza. Los pastizales y tierras cultivables usadas para sembrar el pienso ocupan casi un 80% de toda las tierras agrícolas. Un tercio de las tierras cultivables alrededor del mundo se usan para pienso, mientras un 26% de la superficie de la tierra sin hielo se usa para el pastoreo.


Ahorra y protege el agua

¡La cantidad de agua que utiliza la ganadería es enorme! El agua que beben los animales y la que se utiliza para los cultivos del pienso representan alrededor de un 56% del agua potable en países desarrollados. Aparte la cantidad de estiércol que estos animales producen es tal que no puede ser completamente absorbida por la tierra como fertilizante y termina contaminando nuestros cuerpos de agua.


Protege los océanos

Desafortunadamente la pesca también es una actividad devastadora para el planeta. La sobre pesca y las pesquerías industriales han creado cientos de zonas muertas en todos los océanos al contaminar y no permitir la regeneración de las poblaciones de especies marinas. Si acabamos con la biodiversidad de los mares, también acabaremos con la capacidad de los océanos de alimentarnos.


Reduce tus emisiones de CO2

Como ya lo mencionamos anteriormente, el disminuir o eliminar los productos lácteos o cualquier tipo de carne de tu dieta puede cortar tus emisiones de CO2 por la mitad. La ganadería produce más emisiones de gases de efecto invernadero que los aviones, carros y otras formas de transporte combinadas.


No tienes que dejar la carne y los lácteos por completo. Con tener al menos una comida diaria a base de plantas ya reducirías tu huella de carbono alrededor de un 25%. ¿Te apuntas a este reto?



Fuentes:

https://science.sciencemag.org/content/314/5800/787

https://www.globalagriculture.org/report-topics/meat-and-animal-feed.html#:~:text=Livestock%20is%20the%20world's%20largest,surface%20is%20used%20for%20grazing.


4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo