top of page
Sendero al lago Reserva Natural Atitlán.jpg

Caminar por la naturaleza

La actividad al aire libre por excelencia

Los seres humanos nos hemos lanzado por tirolesas desde hace unos 300 años y nos hemos visto absortos con las mariposas por milenios, pero caminar en medio de la naturaleza lo hemos hecho desde tiempos sin principio (aunque el senderismo como senderismo es bastante reciente).

Sendero al encino .jpg

Nuestros senderos

En la Reserva tenemos tres senderos principales, cada uno con su propio encanto. Dependiendo de cual tome, podrá:

  • Ver los monos, pizotes y aves (recuerde, son animales salvajes y no mascotas)

  • Llenar su cuota de caminatas

  • Tranquilizarse con el verdor del bosque

  • Sentir el aroma del cafetal

  • Calmar la sed de puentes colgantes

  • Justificar la compra de su nueva cámara DSLR al tomar fotos de la Reserva, el lago y los volcanes que le quitan el aliento.

El sendero de los monos

El circuito corto cruza el cafetal, tiene cuatro puentes colgantes, una catarata de 23 metros de altura y un sitio para observar los monos araña y los pizotes. Puede dar la vuelta cómodamente en 20 minutos.

Claro que uno puede quedarse más tiempo y sorprenderse con un pizote curioso o un colibrí esquivo.

Mono araña en la Reserva Natural Atitlán.jpg
Trails Bridges and Waterfalls-DSC05594.jpg

La vuelta completa

Esta vuelta más larga cruza el cafetal, seis puentes colgantes, el encinal y las muchas vista fotogénicas del valle, el lago y los volcanes.  Puede hacer esta vuelta cómodamente en una hora.

La parte superior del sendero corre a lo largo de una toma de agua que alimentaba el molino viejo en los años 30 del siglo pasado.

El sendero del lago

Este sendero lo lleva a nuestra orilla privada del lago. Encontrará el cafetal, tres puentes colgantes, el encinal, un área reforestada, y la vista incomparable del lago desde un mirador en el camino y a nivel del lago. La vuelta la puede hacer cómodamente en 45 minutos.

Beach-DSC05919-3.jpg

Encuentros diferentes

En la Reserva hay al menos tres manadas de pisotes. Son grupos de hembras con sus crías de dos generaciones. Los machos son solitarios y solamente se les permite acercarse al grupo cuando se van a aparear.

 

En este video parecen haberse juntado dos manadas y que cruzaron el río brincando de la rama de un árbol al otro.

Mapa de senderos

bottom of page